RGPD, LOPD y LSSICE

Adaptación de tu web y/o empresa a la ley de protección de datos y ley de comercio electrónico. Si tratas con datos de terceros en tu actividad profesional debes seguir las directrices que fija la ley vigente. 

SERVICIO DE ADAPTACIÓN AL RGPD, el nuevo reglamento que sustituye la LOPD

El día 25 de Mayo de 2016 entró en vigor el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la protección de les personas físicas con referencia al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por lo que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento General de Protección de Datos).

La aplicación del Reglamento Europeo (RGPD) implica la derogación y por tanto que se deje de aplicar la actual normativa de protección de datos, obligando a todas las organizaciones públicas y privadas, profesionales y autónomos que traten datos personales estando fijadas en caso de incumplimiento graves sanciones con multas elevadas.

Este cambio legislativo afecta también directamente al diseño y contenido de los lugares Web en las cuales se recogen datos personales con finalidades comerciales.

  • En este sentido, siguiendo las recomendaciones de las Autoridades de Control en la materia, en el periodo transitorio de aplicación del Reglamento, resulta conveniente revisar la forma con que actualmente se están recogiendo los datos personales (formularios de contacto, etc.) y las políticas de privacidad para detectar dificultades, insuficiencias o errores, permitiendo corregirlos, con el fin de adaptarse a las nuevas exigencias del Reglamento.

     

    Es obligatorio que las empresas, autónomos, profesionales y otras entidades que recogen datos personales en una Web o en sus actividades comerciales o profesionales, se adapten a la normativa de protección de datos.

Por qué es importante cumplir con la normativa? Qué beneficios aporta?

  • Cumplir con la normativa es un deber
  • El coste de cumplir la legalidad es muy inferior de los perjuicios que puede implicar incumplirla
  • Estar al nivel de las grandes empresas que procuran mantener una imagen cuidadosa cumpliendo con la legalidad
  • No cumplirla puede comportar graves sanciones en caso de inspecciones de oficio o por denuncia
  • Afecta directamente a la seguridad y transparencia de la empresa
  • Consolida e incrementa la confianza de sus trabajadores, colaboradores, usuarios, clientes y proveedores
  • Da tranquilidad y prestigio al saberse conocedor de hacer las cosas muy hechas
  • Tener una Web legal confiere también un toque de distinción respecto de aquellos competidores que no la tienen
  • Incrementa la buena imagen corporativa, el que acostumbra a denominarse reputación online, tanto importante en el mundo virtual de Internet y a las redes sociales, que de por si continúan generando mucha desconfianza y al propio tiempo sueño grandes difusores de información.

Contacto

C/ Girona 161 - Granollers (BCN)

Lu-Vi 9h a 13h y 15h a 18h

¿Hablamos?

Concierta una entrevista y hablamos de tu proyecto sin compromiso.